miércoles, 13 de noviembre de 2013

Quizá nunca fui buena en orientarme y me he perdido más veces de las que me he encontrado. No sé cuándo una brújula señala el norte porque para empezar, yo soy la primera que tiende a perderlo. Pero os aseguro que no hace falta ser astrónomo, ni entender de coordenadas, para saber dónde encontrar las mejores constelaciones. Y es que estas se encuentran en su piel. La Osa Mayor en su antebrazo, Casiopea en su espalda y la Estrella Polar en su mejilla.



Paula Pastor
Fotografía: We heart
'volvamos a empezar'
 
Pusiste fin a las guerras de cosquillas como el frío pone fin al verano. Cambiaste los momentos juntos por la indiferencia. No volví a saber de tí. Entendí que el concepto que tengo sobre el amor quizá sea demasiado utópico, y que las segundas oportunidades no existen. Perdí el miedo a que me hicieran daño y aprendí a vivir en soledad. Te sonreí cuando necesitaba abrazarte y llorar tu huida. Concluí que el amor es una mierda, y que solo les beneficia a quienes les sorprende.
  
'volvamos a empezar'

Paula Pastor