miércoles, 31 de diciembre de 2014

Por nosotras

Brindemos por nosotras.

Brindemos por las que hacen de nuestra vida algo más llevadero, por las que sin quererlo te dan todo sin pedir nada a cambio, por el "sí" sin un "pero", por sentir que están ahí aunque no estén y si están se hacen de notar con detalles que te levantan una sonrisa.
 
Por Laura y sus movimientos de caderas.
Por Candela y la choni reprimida que lleva dentro.
Por ver a Ana sacando ojos y tirando cubatas a la gente.
Por María y su amor hacia las croquetas.
Por Jimena y sus chistes malos malísimos.
 
Brindemos por la madre que os parió a todas y cada una de vosotras.
 
Brindemos por otro año más.
 
Y sobre todo, brindemos por lo muchísimo que os quiero.
 

 
Paula Pastor

jueves, 25 de diciembre de 2014

Para mi Aitona

Hoy huele a ausencia
y la navidad ha perdido la magia.

Sobra una silla,

dos cubiertos
y media bandeja de tu turrón favorito.

Y faltas tú.

Papa Noel llega con regalos como cada 25 de diciembre.
Quizá el saco le pese menos
pero a mí todo esto me pesa más.
De la cuenta.

Ya nadie canta villancicos conmigo mientras me duerme en sus brazos.
He seguido poniendo el árbol y el belén,

en tu honor.
Pero ya no pido el aguinaldo,
ir yo sola pierde la magia.


Ojalá fuera capaz de creer que hay alguien ahí arriba que te cuida,
que tú me ves crecer,
que me oyes enfadarme con mamá,
que ves que peleo como a ti te gusta.
Pero sé que Dios ni existe,
ni es bueno;
porque si no tú no te habrías ido.



Paula Pastor

domingo, 21 de diciembre de 2014

Sin "ven" yo voy


Hoy me he levantado en no sé dónde,
a no sé qué hora,
y no sabiendo quién era.
Juro que no era culpa del alcohol.

He visto aquella frase en la pared:
"si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven".

Me he soltado el pelo.
Creo que he rejuvenecido varios años de pronto,
y vuelvo a ser la niña que era.

Me he pintado los labios de rojo,
he sonreído a la extraña que me miraba en el espejo
y he salido por la puerta.

Nadie me ha dicho "ven",
pero yo ya estoy yendo.


Paula Pastor
Fotografía: We heart it

domingo, 14 de diciembre de 2014

Aitona


Hay personas que pasan por delante
y personas que pasan por dentro.

Personas que se van,
pero nunca desaparecen;
que se quedan.

Son las mismas que
-sin intención de dejar huella-,
te marcan de por vida.

Y cuando intentas olvidarlas,
comienzas a creer en la impotencia.
 
También hay tactos
que recuerdan a una piel,
tan áspera y fría
como acogedora.
Hablo de tus manos.
Y olores
que son personas.
Como me pasa a mí
con el ‘heno de pravia’.

Va por ti.
 
 
Paula Pastor

viernes, 5 de diciembre de 2014

Lo-cura



Aquella noche dijiste
"quizá sea una locura y suene a forzado pero..."
como si no fuésemos a hacerlo igualmente.

Gesto tras gesto.
Risa tras risa.
Beso tras beso.

Tú me querías llevar
y yo me dejé.
Y bueno,
no siempre acabamos en el lugar acertado.

Y cuando nos montamos en el ascensor
no hizo falta hablar del tiempo,
porque tiempo era lo que nos faltaba.
Y así,
allí mismo
nos lo montamos.

No había pausa, pero sí prisa.

Hemisferio norte.
Hemisferio sur.
El ecuador de mi cuerpo.
La vuelta al mundo
o a mí.

Parece que encontraste
lo que andabas buscando,
entre mis piernas.

Arreglamos las deudas
y surgieron las dudas.
Firmamos la paz,
y alguien
allí arriba
nos declaró la guerra.

Tú te perdiste.
Yo me dejé encontrar.
Tú me buscaste.
Y yo
aún
sigo
esperándote.



Paula Pastor
Fotografía: We heart it

lunes, 1 de diciembre de 2014

Deja de volver

Me he jurado a mí misma que es la última vez que te escribo,

Recuerdo tus dedos como si fuera ayer.
Pero ya ha pasado mas de un año.
Casi dos.

Y yo aún no olvido el ruido de la tele de fondo,
y la tiritera de tus piernas
y de las mías,
aquella mañana en tu sofá.

Benditos sean los sótanos.
 
Y bendito sea el tener calor en pleno invierno,
el estar ardiendo
cuando el termómetro marca dos grados.

Recuerdo la magia, también;
cómo me enseñaste a creer que existía.
Y aún no sé si tú creías en ella o si la creabas.
Con tus labios rozando mi cuello me dijiste
que cada mago tiene sus trucos,
y que tener que elegir entre truco o trato es tan absurdo
como verse obligado a escoger una sola estación del año
para escribir sobre ella.

pero nunca he sido buena cumpliendo promesas. Y he vuelto a dedicarte otro de mis poemas.



Paula Pastor
Fotografía: We heart it