sábado, 28 de febrero de 2015

Ni contigo ni sin ti

Amanezco oliendo a resaca
y nadie me da los buenos días
- comprende entonces que no sean buenos -

Me duelen las costillas y ya no queda ginebra en la despensa.

Se oye un tic, tac.
El tiempo no pasa.

Tan poco remedio para tanto dolor...

Han sonado trece canciones desde que te fuiste.
He soñado que vas a volver.
Suena nuestra canción en la radio.

Comienza la auto tortura.


Ni contigo ni sin ti.
Pero más sin ti que contigo.


 

Paula Pastor
Fotografía: Paula Pastor

domingo, 15 de febrero de 2015

Para Alicia

 
 
Querida futura periodista Rivera,

 
Hoy brindo por tus 19. Y quiero que sepas que es el primero (de muchos) cumpleaños que vamos a pasar juntas. 
Y ya que estamos, brindo tambien por tenerte todo el día dándome la plasta. Por nuestras pellas. Por tus malditas notas de voz. Por haber hecho que tu casa se haya convertido en mi segunda casa. Por esos enamoramientos que como mucho nos duran 24 horas. Por cuando te digo "¿salimos de fiesta?" y sé que la respuesta va a ser un sí. Por cuando dices "vamos a hacernos fotos" y yo ya lo estaba deseando. Por ser mi media naranja. Por tus fotos de buenos días, de buenas noches y de buenos momentos visitando al señor Roca. Por saberte la última colección de Zara de principio a fin, como yo. Por cuando te vas de compras y te fundes todo el dinero y no tienes para comer; y así tu nevera se basa en un huevo, taquitos de jamón y un brick de leche. Por nuestras fiestas, nuestros pedos, nuestras recenas y nuestras resacas de "te juro que ahora sí que sí no vuelvo a beber". Por introducir el concepto 'alicear' en mi vocabulario. Por cuando te picas porque mi tortilla está mejor que la tuya y, como no quieres admitirlo, me dices que no sé cocinar. Por esos "Ay Pau, es que me encanta, ¡¡¡¡es súper alto!!!! No en serio, estoy enamorada. Si hasta mi madre dice que me brillan los ojos..." Por cuando me llamas zorra o me dices que llamo Paula con P de Puta. Por comentar Velvet conmigo. Por nuestras conversaciones criticando a cualquiera que acaban con un 'no, si me cae bien'. Por el estrés prexamenes en el que nos consolamos mutuamente. Por nuestros "mañana madrugo y repaso" que acaban en un "tía me acabo de despertar y no he hecho nada". Por haberte rebautizado como Ali Melocotón. Porque, como tu dirías, te quiero a hartar.
Y como no, por haberte conocido.

 
Y mira si tengo razones para brindar por ti. Y mira si tenemos razones para cogernos un buen moco con tanto brindis.

 
Te quiero mucho, Ali. Felices diecinueve.


Paula Pastor


miércoles, 11 de febrero de 2015

Me pongo como me pongo

Podría ponerme cursi
como Bécquer
y decirte
que poesía eres tú.
 
Podría ponerme bestia
como Bukowski
y decirte
que lo único que quiero es echarte un polvo.
 
Pero prefiero ponerme yo.
Que sé que es lo que más te gusta,
cuando soy yo.

Y así, te digo
que he conocido personas
que roban
bancos,
besos,
abrazos,
caladas,
e incluso corazones;
pero tú,
tú me has robado mi tiempo.
Y dejaría que volvieras a hacerlo una y otra vez.


 
Paula Pastor
Fotografía: Jorge Ibañez