domingo, 24 de mayo de 2015

Las dos caras de la luna

"Yo creía que quería ser poeta, pero en el fondo quería ser poema..."
Jaime Gil de Biedma

Ella
tiene dos caras.
Como la luna.















Es fortaleza y debilidad
es alegría y tristeza
es comerse el mundo
y es el mundo comiéndosela a ella.

Es caos
es control que lleva al descontrol.

Ella es muy ella.
Me explico:
es muy suya,
y se comparte con muy pocos.


Paula Pastor
Fotografía: Jorge Ibáñez @jorge95ib

viernes, 22 de mayo de 2015

El chico del jazmín

Recuerdo aquella vez cuando,
tras mucho tiempo follándome, 
decidiste hacerme el amor.

Ya sabes,
manías tuyas de llamar las cosas por su nombre.

Había sonado el disco entero de Love of Lesbian
y llevábamos unas cuantas
- no sé cuántas, perdí la cuenta -
copas de más de esa ginebra de garrafón;
y habías tomado otras cuantas rayas que,
lejos de colocarte,
te habían descolocado.
Y bueno,
te habían colocado pero junto a mí.

Aún quedaban trozos de carmín en tu cuello.

A más copas,
menos capas.
Acabamos borrachos y sin ropa.

Salimos al jardín
y nos retamos cuerpo a cuerpo
entre matorrales de jazmín.


Era primavera,
supongo que sabrás que la sangre altera

y claro.

Paula Pastor
Fotografía: We heart it

jueves, 14 de mayo de 2015

Día 708.

Hoy has vuelto a mí.
(Como si alguna vez te hubieras ido)


Hay una maleta que guarda más recuerdos que cualquier tienda de souvenir. A medio metro de la vía, una pareja de enamorados se da el beso más sincero jamás visto en una estación de tren. Tres niños pelean por quién se lleva el regaliz más largo. Dos ancianos, sentados en un banco, miran al horizonte con la mirada perdida. Una madre acurruca a su bebé en los brazos, mientras camina de un lado al otro del andén, esperando a que se duerma. Apoyado en la pared, el joven de la camisa de flores lee una novela de Almudena Grandes y, disimuladamente, cruza miradas con la pelirroja del sombrero de paja. Una chica de dieciocho años escribe, apoda en un muro de la estación, todo lo que ve, en su libreta gris. Mordisquea nerviosa su PILOT negro. El tren con destino a Castellón lleva ya cuarenta minutos de retraso y quizá la vida espere, pero él no. Hace calor en Atocha y sus piernas, ligeramente bronceadas, comienzan a pegarse entre sí. La blusa de flores le da calor y se recoge su media melena en un moño. Aquel guitarrista que sentado en el suelo toca un bolero, parece él. Y entonces vuelve. Él parece él. Ella parece ella. Los dos parecen aquel nosotros que un día juraron para siempre. Y resulta que a veces las cosas sí son lo que parecen.

Paula Pastor
Fotografía: Paula Pastor

viernes, 8 de mayo de 2015

Para Iratxe

Estás loco, pero te diré un secreto: las mejores personas lo están


Tienes dieciocho primaveras y mil ideas locas dentro de tu cabeza.

Te he visto llorar cuando te cantaban cumpleaños feliz,
salir despavorida por dos zapatones rojos y una nariz de payaso,
volar sin levantar los pies del suelo
y caer hasta desgastarte las rodillas.
Y eso es lo que cuenta.

He venido a explicarte que tu lunar entre los dedos del pie
y tus manos de bebé
no los cambio por nada.
Y los 18 años que llevamos juntas, tampoco.

He venido a desearte un feliz cumpleaños,
un feliz día,
unos felices dieciocho,
y una feliz vida. Que te la mereces.

He venido a decirte que, aunque no me guste soltar al aire un te quiero,
te quiero ver crecer,
te quiero ver reír,
te quiero ver llorar de alegría,
te quiero.

No pierdas nunca tu locura. O lo que es lo mismo, no pierdas nunca tu esencia.

Paula Pastor

lunes, 4 de mayo de 2015

Huesos

Está en los huesos.
De dejarse la piel en camas que sí,
camas que no,
camas que solo a veces.

De no dar ciertos besos
de los que curan el alma,
de los que calientan la piel,
de los que recuerdan que escueces.

Faltan bocas que alimenten
su corazón desteñido,
su cabeza loca.

Aún hay bocas que consienten
un beso por descuido
de cuando dos labios chocan.






Esta vez escribo y no hablo de ti ni de mí. Y no sé qué me está pasando. Y no me reconozco.


Paula Pastor
Fotografía: We heart it