domingo, 14 de febrero de 2016

Y ahora que te has ido

"También conozco quien dice que la mujer de tu vida es aquella en quien piensas cuando ya has terminado de masturbarte"

Siempre tiendo a huir cuando todo va mal.
Otra vez más,
estoy esperando frente a la puerta de embarque número 20.

Arrastro una maleta llena de cosas sin importancia
y un corazón cargado de promesas que quedaron por cumplir.

Los aeropuertos ven los besos más sinceros y las lágrimas más amargas.
Que me lo digan a mí. Que creo que hay más sal en mis mejillas que en todo el océano.

Queríamos volar juntos pero el vértigo te pudo,
así que soy yo quien ahora va a coger sola ese avión
con destino a "llévame bien lejos y hazme olvidarlo todo".

Nos conocíamos demasiado bien pero no del todo.
Aún quedaba la magia de lo que está por descubrir.
El misterio de lo que falta por averiguar.
Era difícil dar con todas las respuestas,
quizá por ello decidiste dejar las preguntas abiertas a otro que quiera saber de mí.

Para conocerme hay que ser valiente y tú .
Para conocerme hay que ser valiente.

Yo, tan defensora de lo complicado, fui a dar con quien prefería lo sencillo.
A correr contra el viento y despeinarme la sonrisa por quien no.

Acabo de subir al avión y anuncian por megafonía un "abróchense los cinturones".
Voy a ello.
Quizá el despegue no sea sencillo pero la verdad, lo que me da miedo es el aterrizaje.

Pienso en ti. Marzo nuestro primer beso. Abril nuestra primera vez. Mayo, cualquier parque a cualquier hora. Junio con sabor a despedida de las que duelen más que las muelas del juicio. Julio y agosto entre cuatro paredes y tú escribiéndome. Septiembre y no quiero saber de ti. Octubre te echo de menos. Noviembre parece ser como antes. Diciembre y la ilusión como la del primer día. Enero, un "hasta pronto". Febrero, el
adiós.

Pienso en ti.
Seguramente ahora estás hablando
con ella en frente
escuchando todas esas historias tuyas,
sin saber si ha de reír o tomarte en serio.

Recuerdo cuando me decías
que era la mujer de tu vida.
Y ahora no.


"Por favor, les rogamos que desconecten sus dispositivos móviles o los pongan en modo avión."

Estoy preparada para volar.
Para partir.
Para empezar de cero.
De diez.
De cien.


Pero empezar.
Paula Pastor
Foto: Weheartit

miércoles, 10 de febrero de 2016

Todo lo que nunca te dije

Del paréntesis al punto y final hay un paso.
Has dado una zancada.


Ahora sé que frecuentas otras camas.
Que tus ilusiones han quedado atrapadas en otra piel.
Y, partiendo de que el amor es una cara donde quedarse a vivir,
te has mudado de mis hoyuelos para alojarte en otros rasgos a los que ahora llamas hogar.

Hace semanas que tus sábanas dejaron de llevar mi olor
y tu corazón mi nombre.
Tampoco tu mente queda ya fascinada por la mía.

Suena un "ella borra las horas de cada reloj
y me enseña a pintar transparente el dolor
con su sonrisa". Pero ya no es por mí.

Sin embargo, sí soy yo quien conoce bien cada guerra.
De la vida y del amor también.


Cartas de amor para afrontar mis mil batallas,
con tu remite
pero sin mi dirección.

Todo lo que nunca te dije se quedo aquí, atrapado entre mis cuerdas vocales.

Mira, esta vez no voy a pedirte que me sorprendas,
aunque sigo soñando con que lo hagas.

Todo empezó por esa manía mía de querer hacerte inmortal en mis versos.
De pintar con metáforas cada uno de tus gestos
y fotografiar con palabras aquellos momentos que,

entre tú y yo,
fueron y serán siempre nuestros.


Mi cabezonería de apostar cuando sabía que nada bueno podía pasar,
pero aun así seguir peleando.
(Yo y el luchar por lo que quiero)

Me gusta la gente valiente, la gente que lucha por lo que quiere y por quien quiere.
Aún así me gustaste tú.

Podría decir que estoy vacía
pero estoy llena de momentos vividos que pasan a formar parte de la categoría recuerdos.

Escribo a corazón abierto para decir todo aquello que guardé y que, a día de hoy, me arrepiento. Tengo un extraño problema que me impide expresarme si no es por escrito.

Quizá tenían razón cuando me decían que nadie apostaría por mí hasta el final.
Quizá tenía razón cuando me decía que me gustabas más de lo que me convenías.


Esta es la última vez que te escribo, y por eso he decidido decirte todo aquello que nunca te dije.

Paula Pastor
Fotografía: Weheartit